Salud humana y bienestar

Contexto

La acumulación de sargazo en las costas plantea riesgos para la salud. Su descomposición libera gases tóxicos y de efecto invernadero en unas 48 horas, afectando especialmente a adultos mayores, niños y personas con problemas respiratorios. En entornos cerrados, se comprende su relación dosis-respuesta, pero en zonas costeras, la complejidad ambiental dificulta la evaluación de riesgos. Además, el sargazo puede llevar organismos urticantes y contaminantes como metales y pesticidas. Aunque en Quintana Roo no se ha publicado información sobre su impacto en la salud, registros en otras áreas del Caribe señalan afectaciones. Actualmente se está llevando a cabo un convenio para evaluar su impacto en la salud en México.

Problemática

GASES

La descomposición del sargazo emite tres gases potencialmente peligrosos para la salud: metano, amoníaco y ácido sulfhídrico. El metano, un gas inodoro e inflamable, puede causar asfixia en áreas cerradas. El amoníaco, irritante, afecta ojos y sistema respiratorio en concentraciones superiores a 8.3 ppm. El ácido sulfhídrico, con olor a huevo podrido, ingresa por respiración y piel; concentraciones altas causan daños graves. La exposición crónica a concentraciones menores también es riesgosa. En Quintana Roo, la concentración de H2S varía pero puede ser peligrosa en zonas de acumulación de sargazo. La descomposición puede liberar gases en pulsos, especialmente al manipular el sargazo.

VECTOR DE ESPECIES NOCIVAS Y BASURA

El sargazo alberga diversas especies, algunas de las cuales pueden causar reacciones en la piel al contacto directo (por ejemplo, medusas e hidrozoarios). Además,  organismos microscópicos como virus y bacterias del género Vibrio pueden provocar enfermedades en los humanos. Las acumulaciones de sargazo actúan como trampas para la basura en el mar, incluyendo macro y microplásticos, objetos cortantes e incluso desechos hospitalarios, lo que supone un riesgo sanitario para quienes nadan en aguas costeras o pasean en la playa.

ABSORCIÓN DE ELEMENTOS TÓXICOS

El sargazo tiene la capacidad de absorber elementos químicos del mar, algunos de los cuales son tóxicos en concentraciones altas, como metales (como cadmio, plomo y mercurio), semimetales (como arsénico), hidrocarburos y pesticidas (como clordecona). Estas sustancias pueden liberarse en sus lixiviados y contaminar las aguas costeras, los sedimentos marinos e incluso ingresar a las cadenas alimenticias, incluyendo especies de consumo humano como peces y langostas. Por esta razón, es esencial retirar el sargazo de las playas y disponerlo de manera adecuada en sitios que eviten la contaminación del acuífero con sus lixiviados.

Objetivo: Determinar si las acumulaciones de masas de sargazo afectan la salud de residentes, visitantes y personas encargadas de su limpieza, disposición y valorización.

  • Acción: Promover en el estado de Quintana Roo proyectos de investigación y monitoreo.
  • Indicador: Proyectos de investigación sobre salud y los efectos del sargazo en desarrollo.

Objetivo: Contar con un acuerdo bibliográfico sobre el tema.

  •  Acción: Recopilar y organizar la información existente sobre el sargazo y su impacto en la salud humana.
  •  Indicador: Número de publicaciones y documentos recopilados.

Objetivo: Prevenir y atender afectaciones a la salud humana por los arribos masivos de sargazo.

  • Acción: Desarrollar, implementar y difundir un protocolo de prevención y atención de daños por exposición a sargazo para locales y visitantes.
  • Indicador: Protocolo desarrollado e implementado.

Objetivo: Proteger a los trabajadores involucrados en la gestión del sargazo.

  •  Acción: Emitir recomendaciones de equipamiento, turnos de trabajo, vestimenta e implementos que deben ser proporcionados al personal que realiza la contención, recolección, limpieza en mar y playa, transportación y disposición final.

  •  Indicador: Recomendaciones emitidas y adoptadas por las partes relevantes.

Objetivo: Monitorear la salud de la población expuesta al sargazo.

  • Acción: Crear bases de datos con información sobre el número de personas cuya salud haya sido afectada por el
    arribo de sargazo.
  •  Indicador: Bases de datos creadas y mantenidas.

 

Objetivo: Fomentar la colaboración entre el gobierno y los centros de investigación y monitoreo.

  •  Acción: Establecer canales de comunicación y colaboración para el desarrollo de proyectos.
  •  Indicador: Número de proyectos colaborativos en desarrollo.

 

Objetivo: Identificar las comunidades más vulnerables al arribo de sargazo.

  • Acción: Elaborar un mapa en el que se indiquen las comunidades vulnerables al arribo de sargazo.
  • Indicador: Mapa elaborado y actualizado.

 

Objetivo: Capacitar a los trabajadores del sector salud y de la industria hotelera sobre los riesgos del sargazo.

  • Acción: Organizar sesiones de capacitación y difusión de información.
  •  Indicador: Número de personas capacitadas.

Objetivo: Reducir el número de personas afectadas por el arribo masivo de sargazo.

  •  Acción: Implementar medidas preventivas y de atención basadas en los protocolos desarrollados.
  • Indicador: Reducción en el número de personas afectadas.

 

Objetivo: Fomentar que las empresas que gestionan el sargazo sigan las prácticas laborales adecuadas.

  •  Acción: Fomentar que los trabajadores de la cadena de valor de gestión del sargazo se apeguen a las prácticas
    laborales y cobertura de seguridad social establecidas en las Leyes Federales y Estatales del trabajo.
  •  Indicador: Número de empresas que cumplen con las normativas laborales.

 

Objetivo: Promover el cumplimiento de los protocolos por parte de las empresas que valorizan el sargazo.

  • Acción: Impulsar verificaciones anuales por parte de SEMA a las empresas que valorizan sargazo para comprobar
    que se cumplan los protocolos.
  •  Indicador: Número de verificaciones realizadas y empresas que cumplen con los protocolos.